BUSCAMOS JÓVENES CAPACES DE INDIGNARSE

FUNDAMENTOS

Sabemos que desde hace años las transformaciones de nuestra sociedad dieron virajes desconcertantes.
Los profundos cambios económicos de fines de siglo producto de la consolidación y profundización del neoliberalismo han ocasionado una profunda crisis del Estado y una fuerte ruptura del “mundo del trabajo” y de los mecanismos de reproducción social, tanto familiares como institucionales.

Aún hoy, y a pesar de un cambio de modelo económico que ha permitido al país recomponer sus índices de desocupación y de calidad de vida, en la Argentina de hoy queda mucho por hacer y profundizar.


Debemos tomar conciencia de que la única vía de cambio es la participación a través de acciones solidarias completas y dinamizantes del sector juvenil para encontrar caminos alternativos a la exclusión, a la marginalidad y la pobreza.

Es tiempo de despertar de la indiferencia, de reinventar nuevas formas de solidaridad, es tiempo de generar espacios de participación joven que den respuestas a la juventud, que partan de sí mismos. Es necesario que los jóvenes se comprometan con otros jóvenes.

Y esta organización apunta humildemente a ser uno de estos espacios de contención, de resistencia y de creación de propuestas.


OBJETIVOS

Promover la participación y el compromiso de los jóvenes para con la sociedad; Generar vínculos entre las organizaciones; y por sobre todo mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerados.


QUIENES SOMOS

Somos una Organización No Gubernamental que desarrolla actividades, eventos, programas, buscando generar conciencia y despertar a la sociedad de la indiferencia.

Jóvenes Solidarios se enmarca en el campo nacional, popular con una perspectiva latinoamericanista y se nutre del espíritu y la filosofía del Paradigma del Buen Vivir y la Justicia Social. Se plantea la idea de cooperativismo como forma de organización y desarrollo de una sociedad en su conjunto. Se fomenta la solidaridad y el compañerismo como método para conformar sujetos sociales. Se basa en la reciprocidad continua entre los individuos, las sociedades, y entre el individuo y la naturaleza.

Entendemos lo que realizamos como una forma de hacer política, concibiendo esta acción como el instrumento, la herramienta, para lograr cambios sociales y culturales.